El diseño web minimalista que triplicó el tráfico de mi blog

Diseño minimalista.
En la vida y en el diseño, menos es más.

Observa cómo han cambiado algunas métricas de este blog tras un mes con un diseño web minimalista hasta la obsesión:

Estos resultados demuestran de lo mucho que los buscadores valoran la sencillez o, mejor dicho, el tiempo de carga de una web.

Captura de pantalla de la herramienta web pingdom, que muestra que con el nuevo diseño web minimalista la web carga en 886 milisegundos.
Gracias a su nuevo diseño web minimalista, este blog ha pasado de cargar en unos 3,5 segundos, a hacerlo en menos de un segundo.

Hacia un diseño web minimalista: menos es más

Ahí van algunos cambios que deberían estar en la tu lista de prioridades:

      1. Elimina brillos, degradados, sombras, relieves y elementos con esquinas redondeadas: todo esto paso de moda hace 10 años (lo siento, Apple).
    Captura de iOS frente a captura de Windows 8 para móvil

     

    Los brillos y esquinas redondeadas del sistema operativo móvil de Apple han tenido un mal envejecer. Por contra, el diseño plano del desaparecido Windows 8 se ganó los halagos de muchos diseñadores.
    1. Elimina texturas e imágenes de fondo: significan mayor peso de la web y, en consecuencia, más tiempo de carga y peor SEO.
    2. Una columna. Este blog ha pasado de presentar el contenido en dos columnas a hacerlo en una, lo que facilita su lectura y facilita la adaptación a móviles.
Diseño antiguo de este blog frente al nuevo diseño web minimalista

 

El nuevo diseño web minimalista (a la derecha) consigue mantener el mismo contenido y funcionalidad que el antiguo diseño, utilizando menos elementos.

Un diseño web minimalista es bueno para tu negocio

Con este cambio no solo tenía en mente a los buscadores, mejorar la experiencia del lector es mi prioridad, y también debería ser la tuya. Lo único que el visitante de tu web quiere es leer lo que tú o tu empresa tiene que contar y, quizás, suscribirse a la newsletter o ponerse en contacto. Ya está, el resto lo pones por ti, no por tu lector.

Imagen del nuevo diseño web minimalista del gobierno de Reino Unido

 

Las buenas interfaces gráficas consiguen su objetivo sin llamar la atención sobre sí mismas. Gracias a su sencillez, que hace la vida más fácil a los ciudadanos, el nuevo diseño web minimalista del gobierno de Reino Unido ganó el premio al mejor diseño de 2013.

 

El buen diseño es el que pasa desapercibido, así que elimina todo lo que no sea imprescindible. Puedes creer que un diseño web lleno de enlaces para compartir en redes sociales te ayudará a conseguir tus objetivos, pero eso no ocurrirá si tu usuario no consume tu contenido.

«La perfección no se alcanza cuando no hay nada más que añadir, sino cuando no hay nada más que quitar.»  —Antoine de Saint-Exupéry.

El mensaje que transmites cuando incluyes elementos que distraen al usuario de su propósito es que tus objetivos son más importantes que los suyos.

Minimalismo más allá del diseño web

La rápida mejora de las métricas de este blog no se debe solo a los cambios en el diseño, también he hecho todo lo posible razonable por automatizar su difusión y mejorar su posicionamiento en buscadores. La lista de cambios es bastante más larga de lo que cuento aquí. Una web minimalista va mucho más allá del diseño, desde la redacción del texto, a su código, pasando por la configuración del servidor e integración con redes sociales.

Fuentes

Partes de este artículo están inspiradas en el post titulado minimal web, de Leo Babauta, autor de Zen Habits.

Pingdom y Webpage Test son dos herramientas online gratuitas para medir el tiempo de carga de una web.

En el newsletter envío artículos y consejos que no verás por aquí, día que no estás suscrito es día que pierdes dinero. (En serio)