Vendo un curso que no sirve de nada y la gente lo compra

Mucha gente me consulta:

  • Es difícil llegar a objetivos
  • Quiero vender más
  • Necesito ganar más

Hasta hace no mucho les decía, «¿Te cuento cómo lo hago yo? Funciona increíble.»

Todos dicen que sí. Fácil se lo he contado a 40 o 50 personas, pero no paso del… «Capto suscriptores y…»

Me cortan.

«Suena bien, la verdad… pero es que tú eres muy crack… además… mi empresa… mis clientes… mi sector… ¿escribir?… no sé…»

Harto, fui a la única persona que sabía que me iba a hacer caso, mi socio en entradium-com, y le dije:

«Fran, llevo unos meses vendiendo por email y es la hostia, te cuento cómo lo hago…»

Aunque me hiciera caso, Fran trabaja a tiempo completo en entradium, así que no iba a poder dedicar a esto más que unas horas los fines de semana. Por eso no volvimos a hablar del tema hasta pasados 6 meses, que le pregunté cómo lo llevaba.

«3000 suscriptores.»

A los 9 meses le volví a preguntar.

«5000 suscriptores, no sé cómo coño no habíamos descubierto esto antes.»

Entonces le dije:

Vamos a grabar un curso juntos, pero te advierto que no vamos a vender una mierda. Lo vamos a hacer porque quiero ponérselo a mi hija cuando cumpla 15. Me niego a que en mi casa se oigan frases como:

  • Estudia algo con salidas
  • Mírate un máster, que te lo pago
  • Acepta lo que te den, se trata de ganar experiencia

Lanzamos ese curso y me equivocaba: se vende mucho. Por eso, me veo en la OBLIGACIÓN MORAL de advertir de algo:

Cuando dentro de 6 meses pregunte a los alumnos del curso cómo les va, el 99 % me dirán cosas como…

  • 127 suscriptores, pero es que hemos tenido que apagar un fuego en la empresa y no nos hemos puesto.
  • Bien, pero antes de ponerme debo acabar 347 cursos que tengo pendientes.
  • Genial, la verdad. Estoy eligiendo los colores de la web, creando un lead magnet y he contratado a 4 copywriters, 2 diseñadores y un malabarista. Calculo que antes de la próxima llegada del cometa Halley ya estará lista y entonces me pondré a captar.

Y habrá un 1 % que me dirá: «Mira, dime tu dirección que te voy a enviar un regalo. No te voy a decir lo que es, solo que empieza por “Ro” y acaba por “lex”.»

Te apuntas al mío aquí abajo: