Una reflexión que cambiará la forma en la que ves el mundo

La pobreza en el mundo se reduce, eso es objetivo.

Pensarías que eso alegra a los siervos de la moralidad.

Te equivocarías.

Ahora es la desigualdad, que aumenta.

Misma misión, distinto slogan.

Debería preocuparte.

A mí no. A mí lo único que me preocupa es que a mí o a mi familia nos toque en el equipo equivocado.

Atiende. Parece fácil pero que es complicado: tú → los tuyos → humanidad.

O sigues ese orden o acabas culpando a señores del monopoly sin cara, ni nombre, ni apellidos.

Para los siervos de la moralidad eso me convierte en un egoísta.

Te diré algo más.

Esas diferencias van a aumentar.

Es lógico.

Los ricos cada día tienen más información y más herramientas con las que hacen más, van más rápido.

Los pobres cada día tienen más información y más herramientas con las que hacen menos, van más lentos.

Deja que te cale eso.

Analizan más, reflexionan más, se distraen más.

Entonces, puedes quejarte.

Puedes llorar.

Insultar, patalear y esputar.

Puedes defender los impuestos y hablar del reparto.

O puedes hacer lo que hacen los del equipo ganador.

Adivina qué funcionará mejor.

Tengo una mentoría. Cada semana una nueva lección de ventas.

Al apuntarte recibes de regalo dos cursos en formato vídeo de unas 2 horas y media cada uno.

Uno de esos cursos se titula «27 preguntas de ventas que todo el mundo debería saber.»

  • ¿Qué hago cuando el cliente me dice que se lo tiene que pensar?
  • ¿Cómo puedo generar más oportunidades?
  • ¿Cuál hago seguimiento sin parecer desesperado?

Ya sabes, lo típico. Así hasta 27.

El otro curso es secreto. Es tan bueno que prefiero no contarte de qué va, no me creerías.

Mejor sorpresa, que entres y te encuentres con ese festival de las ventas.

Información y botón de compra al apuntarte aquí: