Te recomiendo una peli: confía en mí, me lo agradecerás.

Convivimos con pájaros que solo conocen la cautividad.

Hay cosas que si nunca las has tenido no te las imaginas.

A veces ni con tenerlas basta, te las tienen que arrebatar para que la valores.

Una de esas cosas es la libertad.

Si una persona nuna ha disfrutado de una vida libre…

De un horario libre…

De una libertad geográfica…

Y de decisión…

No extraña nada de eso.

Y da las gracias al cuidador que una vez al mes le echa un puñado alpiste. Y cuando le falta habla de precariedad.

Ni se le pasa por la cabeza que sea capaz de salir y conseguir un delicioso gusano por sí mismo.

Pasa con todo.

Si nunca has disfrutado de un sistema de enseñanza libre…

De una sanidad libre…

De un sistema de pensiones libre…

Si siempre te lo han impuesto.

Acabarás pensando que es lo normal, o necesario, y que no hay alternativa.

Tiene un nombre.

Síndrome de Estocolmo.

Quien toda la vida ha vivido encerrado acaba pensando que es por su seguridad.

Si te han dado latigazos o te han sustraido la mitad de tu trabajo.

O si te han dado la mitad del trabajo de otro.

Si durante toda la vida te han repetido que  no puedes, que tienes que ser hijo de rico, que es cuestión de suerte o que el mérito no existe.

Si vives en un país en el que la mitad de sus ciudadanos viven de esa sustracción.

En el que quienes velan por el pago de impuestos, los evaden.

En el que quienes los recaudan cobran por acusar, no por acertar.

Pues lo mismo te parecerá que es normal.

Existe un documental que no me canso de recomendar:

Hechos probados.

Acabo de descubrir que uno de sus responsables es suscriptor. El otro día me escribió y me dijo esto:

Ya he contactado contigo varias veces fruto de la admiración que te tengo. Soy suscriptor, cliente de entradium y ahora quiero que te intereses en este «marrón».

Estoy económicamente involucrado en esto y como puedes imaginar ha sido imposible venderlo a ninguna plataforma.

El documental ha tenido repercusión en prensa pero su productor, Alejo Moreno, no encuentra via de sacarlo a la luz y sacarle alguna rentabilidad a un proyecto que ya se ha comido tres familias, la de Agapito García (supuesto moroso número 1 de hacienda), la de Alejo y la mía.

En serio, si vas a ver una sola película en los próximos 365 días, ni lo dudes, que sea esta, me lo agradecerás: