Te digo cómo va a ser tu futuro y acierto

¿Ves esa montaña que tienes delante?

No sé.

Aumentar tu facturación un 10 %.

Llegar a objetivos una semana antes cada mes. O llegar a objetivos cada mes.

Ganar 50 € extra cada día. O cada mes. También me vale.

Lo que sea.

Sentirte más cómodo.

Llegar holgado a final de mes.

Dejar de madrugar.

Divertirte con lo que haces.

Tener una vida más interesante.

Me da exactamente igual. Me da igual cuál sea la montaña que tengas enfrente, solo te pido que la visualices.

Quizás la subas.

Desde luego poder, puedes. Solo depende del interés que tengas.

No pretendo decirte que eres capaz de todo, que te voy a ayudar, que te voy a dar un empujón, blablabla…

Eso son mierdas.

Lo que te quiero decir es que si la ves, y si haces lo que hay que hacer para subirla, cuando estés arriba verás otra más alta.

Es inevitable, siempre hay una montaña más alta.

Lo mismo piensas que esta es la definitiva, que con está quedarás calmado, que no necesitas más.

Yo reconozco mis mierdas, reconoce las tuyas. Eso son mierdas.

Cuando la subas lo gozarás durante unos días, unas semanas. Quizás unos meses. Luego te asentarás, te sentirás cómodo.

Jugarás entre los habitantes de esa montaña con la soltura de quien juega con novatos.

Y entonces querrás más.

No de golpe, claro.

Al principio verás las otras montañas y dirás: «Están bien, pero estoy satisfecho con la mía.»

Otro día dirás: «No está mal.»

Al siguiente: «Hay que reconocer que esa de ahí está bien.»

Y un día, sin haber hecho una reflexión consciente el día anterior, madrugarás, te pondrás la mochila y empezarás a escalar la siguiente.

Si eso es así, si la vida es una búsqueda constante del siguiente objetivo, ¿qué puto sentido tiene? ¿para qué coño hacemos esto?

¿En serio te lo tengo que decir?

Porque lo divertido, lo realmente acojonante, descojonante y acojonador, la excitación y lo interesante… es el camino.

Esta semana respondo las preguntas de quien está subiendo la misma montaña que tú quieres subir y las de quienes están subiendo la siguiente.

Las respuestas te pueden servir más o menos, pero lo que te aseguro es que para quien sepa ver entre líneas, existen pocas cosas más motivantes que ver a través de los ojos de quien está en el siguiente pico.

Apúntate al newsletter aquí: