Este fragmento fue eliminado del newsletter

Así, sin más

Juan Ramón Rallo tiene la seriedad de un alemán pero justifica con precisión milimétrica cada uno de sus argumentos.

Alan Weiss es un analítico obsesivo de la realidad al que le gusta alardear de su estilo de vida.

Romuald Fons es un hiperactivo sin complejos a la hora de reconocer su amor por la fama.

Isra Bravo te cuenta sus intimidades con tal de sacarte una sonrisa y venderte un curso.

Yo soy un tío vehemente y soberbio que parodia las estupideces que hacen las empresas cuando se dejan llevar por la inercia.

Jony Ive es un esteta minimalista que solo viste camiseta gris oscura y dice cosas muy grandilocuentes acerca de un trozo de aluminio.

Cuando a Julio Iglesias le preguntaron si su hijo Enrique había estado con más mujeres que él, estalló en una carcajada, dejó unos segundos de silencio y con toda la seriedad del mundo contestó… «No».

Elon Musk es un empollón introvertido que ha reconocido estar diagnosticado como asperger.

Vladimir Putin no pierde oportunidad para reforzar la imagen de hombre duro que le ha convertido en protagonista de la mitad de memes de internet.

Ricky Gervais solo piensa en cuál será la próxima obscenidad que haría sentir incómodo al público.

Guy Kawasaki es el amigo de todo el mundo.

A Conan O’Brien solo le puedes encontrar riéndose de sí mismo o con una fingida actitud de engreído triunfador.

Existen tantos tonos como marcas y si quieres llegar a algo tienes que encontrar uno. Pero no uno que te guste, o no únicamente, porque si ese es tu único criterio te pasarás la vida fracasando y diciendo cosas como que fulanito tiene más suerte o que el público es gilipollas.

No, el tono que elijas debe, sobre todo y ante todo, gustar a otros, y eso no es algo que vayas a conseguir si…

A continuación te cuento algunos ingredientes muy efectivos para gustar a los demás. Empecemos por la comunicación escrita, que es algo que, casi seguro, vas a necesitar utilizar mucho…

Lo que sigue a este texto sí que lo puedes ver en el newsletter. Te apuntas abajo: