Señor se enfada mucho por el curso de marca personal

Más o menos así

Al día siguiente de poner a la venta el curso de marca personal un señor me escribió muy enfadado.

Asunto: Deja el alcohol

No ha estado mal el intento. Te vendo mi método de ventas (34 años de experiencia), sin intentar meterte un libro a docientos y pico pavos, 350€ por tus santas pelotas dos días después, por sólo 50.000€ Y sólo a ti. Espero que tengas suerte en encontrar 100 pardillos que os arreglen el verano a ti y al pelao, fue divertido algún que otro correo hasta que se os vio la pluma.

Suerte 😁

No tengo pruebas, pero estoy seguro de que la gente que dedica tiempo a contarle a desconocidos de internet lo molesto que está con ellos es la misma que analiza el ticket del super en una esquina y luego interrumpe la cola para decirle a la cajera que le han cobrado 5 céntimos de más en las botellas de agua.

En cualquier caso este artículo me viene bien para extraer alguna que otra lección:

Es imposible que te conviertas en un líder si portas un gen que te empuja a increpar a desconocidos en internet.

Justamente en el curso explicábamos cómo sacarle partido a los impactos con los que te cruzas y que no te gustan, y ya te adelanto que escribir emails llorando no es la forma.

No recuerdo en qué módulo lo hacíamos. El que sabe lo que va en cada módulo es el pelao (Isra Bravo). Yo tengo pelazo y por tanto no necesito memorizar ese tipo de cosas.

Este artículo no es para ti si en lugar de limitarte a satisfacer lo que quiere el mercado prefieres juzgarlo y llamar pardillos a quienes desean algo que no coincide con tus gustos.

Y, sobre todo, este artículo no es para ti si 100 ventas te parecen muchas ventas.

No digo que tengas esas ventas ahora mismo, no estoy diciendo eso, digo que seas consciente de que cualquier mercado, cuando las cosas se hacen bien, es mucho más grande que eso.

PD: no sé dónde estarás cuando tengas 34 años de experiencia si te apuntas al newsletter abajo, pero te puedo asegurar dónde no estarás – escandalizándote por cursos que no te puedes permitir.

PD 2: deja de perder pasta y apúntate al newsletter aquí abajo.