Secretaria desvela el secreto convencer a un jefe

Píllalo, una secretaria

Existe una pregunta que cualquiera con un mínimo de interés en vender o emprender se hace en cuanto tiene una idea:

«¿Cómo es posible que a nadie se le haya ocurrido esto?»

La pregunta te la haces toda la vida, pero la respuesta cambia a lo largo del tiempo.

Hay tres épocas:

Época 1: eres idiota y no lo sabes

En esta época lo que realmente quieres decir es:

«¿Cómo co*o nadie ha hecho esto antes? ¿Están ciegos o son vagos?»

Entonces la realidad te da una colleja y te enseña que el motivo por el que nadie había hecho eso es porque tu idea es una mierda.

En esta etapa se encontraba Gonzalo, un seguidor de LinkedIn, cuando hace un mes me preguntó en qué me fijaba para decidir si ofrecer mis servicios a una empresa.

Le contesté que en la facturación por empleado y me dijo:

«¿Aunque ya tengan algo como lo que ofreces?»

Le dije que precisamente eso me ponía muy cachondo. No sé si lo entendió muy bien, pero me hizo caso.

Época 2: sabes que eres idiota pero no sabes por qué

Hace dos días, Gonzalo me escribió: «Me cago en todo Luis. No sé qué cojones estaba haciendo hasta ahora.»

Gonzalo ha entrado en la segunda época. Te sigues haciendo la pregunta, pero queriendo decir:

«¿Por qué co*o nadie ha hecho esto antes? ¿Dónde estoy metiendo la pata?»

Época 3: sabes por qué eres idiota y te vas lejos de ahí

Le dejas la innovación a Elon Musk y te limitas a hacer algo que les funcione a otros y que sea fácil.

Ahora, cuando te haces la pregunta lo que realmente quieres decir es:

«¿Por qué co*o me he complicado la vida durante tanto tiempo y por qué se la siguen complicando los demás? ¿Por qué no me copian?»

En este punto está Manuel, un suscriptor que ayer me decía:

1) La gente flipa cuando explico tus métodos.

2) Casi nadie se atreve ni confía en intentarlo.

3) Me alegro, menos competencia. Por ahora hago pruebas imitándote y lo haré más cuando publiques el curso.


Vender abundantes cantidades con un esfuerzo moderado puede ser muy difícil si te empeñas en que lo es.

O también puedes copiarme. Si te mola la idea, destripo mi modelo de negocio en el newsletter: