J*der, qué buena pregunta la de este suscriptor

Tan buena que Picard no contuvo la emoción.

Iván Marín, un suscriptor del newsletter, me preguntó hace unos días lo siguiente:

¿Qué viene antes, el experto o la marca personal?

¿Te contratan por ser un experto que ha creado una marca o has creado una marca que te posiciona como experto?

¿Experto o marca? ¿Huevo o gallina?

Iván demuestra una gran inteligencia con esa pregunta, sobre todo porque otros ya me han escrito cosas que demuestran que hay mucha confusión con la respuesta. Dicen que…

– Les faltan años

– Les falta experiencia

– Les falta formación

– Les sobra experiencia

– Les sobran años

Paradójico. Pero lo entiendo. Nuestro cerebro es cojonudo convenciéndonos de que no merecemos más de lo que tenemos.

Te cuento lo que contesté a Iván.

La mayoría creen que…

1) Soy la hostia → 2) Me reconocerán como tal.

Si piensas que a mí me empezaron a invitar a entrevistas y charlas por ser bueno, supongo que has fumado algo.

Yo fui muy pesado para conseguir charlas y entrevistas, incluso pagué por algunas. ¿Y sabes lo que pasa cuando alguien te ve subido a una tarima o siendo entrevistado?

Que precisamente por este malentendido por el que casi todos piensan que primero viene el saber y luego el reconocimiento, pues te perciben como un líder.

Y si para colmo lo que dices tiene un mínimo de sentido, pues además te perciben por encima del 90% de guruses.

Exposición → Liderazgo

Si piensas que hay algún club privado donde se reúnen los clientes y los profesionales de tu sector y están ahí, observándote, agazapados, esperando a que tengas lo que hay que tener para concederte unos minutos de gloria, siento decirte que te jubilarás en el banquillo.

Pero so no significa que esto sea un proceso de dos pasos. Esto es circular. Primero lo uno, luego lo otro, y vuelta a empezar.

Te pones en pie, luego mejoras, luego te pones en pie, luego mejoras.

Y quien piense que le falta algo para empezar… tiene razón. Se llama valor.

Por otro lado, valor es lo que tiene el pedazo de newsletter que te estás perdiendo y con el que podrás ganar mucha pasta si sabes cómo utilizarlo. Te apuntas abajo: