Tipos de personas a las que deberías mandar a tomar por saco

A ninguno de estos

Cuando creé mi primera empresa me escandalizó descubrir que tardaba entre 3 y 6 meses en cerrar una venta.

Yo me había imaginado que aquello era hablar un rato y que unos minutos después te hicieran el ingreso.

Hablé con varios competidores, todos me dijeron que eso le ocurría a todo el mundo y era inevitable (sector tecnología).

Lo que esos competidores no sabían es que tenía una ventaja injusta: la pobreza. No tenía dinero para sostener un proceso tan largo.

Leí decenas de libros de cómo acortar el proceso de venta y probé un millón de disparates. Paulatinamente reduje el proceso hasta las 3 semanas.

No fue genialidad, sino desesperación.

Cuando lo conseguí me dijeron que eso lo conseguí yo por ser yo, pero que no se podía. Es decir, que se podía, pero bueno, que no se podía. No sé explicarte mejor, eso me decían.

Cuando empecé entradium junto con mi socio Fran, una importante empresa nos dijo que no teníamos ni idea del sector (venta de entradas) y que nos íbamos a arruinar.

Ayer Fran me contó por WhatsApp que en marzo batimos récord de ventas. Hemos vendido más en el último mes de lo que vendimos durante los dos primeros años.

No somos ningunos genios, simplemente hicimos cosas lógicas en un sector demasiado acomodado.

Por cierto, la empresa que nos dijo eso acumuló una deuda enorme y hoy no existe.

El 15 de agosto del año pasado empecé a escribir un email diario. Algunos me desearon «suerte»:

Hoy tengo 15.378 suscriptores y vendo a diario.

No soy un genio, simplemente cuando empecé llevaba unos años vividos.

Atiende, que vienen cosas importantes:

Hay por ahí demasiada gente con ganas de decirte lo que puedes y, sore todo, lo que no puedes hacer.

Y debes andar con precaución porque la repetición es el arma de convicción más poderosa y puedes acabar creyéndote lo que dicen. Cosas como que para vender mucho:

Si tú también llevas varios años sobre este planeta, ya has acumulado el ingrediente más importante para ganar grandes cantidades de dinero con un trabajo moderado

Ya solo necesitas otro ingrediente, una audiencia. Te cuento más aquí abajo: