Los dos superpoderes de la venta

Existen dos superpoderes de la venta, dos armas nucleares que la gente no es consciente del enorme poder que tienen, ojo, cuando son bien empleadas.

Ojo, cuando son bien empleadas.

No sé si te ha quedado claro que ojo cuando son bien empleadas.

Lo de bien empleadas es un condicionante que debería seguir a casi cada frase en la vida.

Nos evitaría oír muchas tonterías:

  • «En mi sector un email al día es cansino» → Incluso un email tuyo al año lo sería.
  • «Las mujeres quieren tipos con ferrari y abdominales» → En tu caso ni siquiera eso te salvaría.
  • «No se puede follar en la primera cita» → Viéndote dudo de si en la decimoquinta.

Dos armas nucleares te digo.

Que mal empleadas estamos cansados de verlas, solo bien empleadas:

  • La primera es la repetición.
  • La segunda son los plazos.

El único tipo de personas sobre las que no funcionan estas dos bombas atómicas son las personas muertas.

Si no está muerta, si tu audiencia y clientela no está muerta, funcionan.

Bien empleadas.

Fíjate si funcionan que incluso gente tan sofisticiada, inteligente, potente, brillante, fuerte y marketinianamente sexy como Marina Díaz, autora DEL newsletter de mentalidad y desarrollo personal psicosupervivencia .com me escribió esto:

Marina día 1 de esta promoción:

Paso de recomendar a Luis, que si sigo hablando de ventas en unA newsletter de psicología, la gente me va a mandar al carajo.

Marina día 5:

Bueno, lo recomiendo en mi segmento de emprendedores.

Marina día hoy:

Claramente lo voy a poner en el segmento general hasta que llegue a los cien y a quien no le guste que se dé de baja.

Eres un malévolo maestro de la persuasión.

En cuanto termine el lanzamiento que estoy haciendo, te enchufo.

PD: Escribes newsletter en masculino porque eres un turboliberal amigo del patriarcado.

Mi respuesta, breve:

No te confundas, no soy amigo del patriarcado, soy el PADRE del patriarcado.

Eso derivó en una conversación erótica.

Quien me haya escrito alguna vez ya sabe que siempre acaba así.

Mientras tanto, tú te apuntas aquí: