Quizás sea un estafador, pero sabe vender.

El verdadero Lobo de Wall Street sí es un estafador. Pero escucha lo que te digo:

Jordan Belfort (El Lobo de Wall Street) es un estafador de mucho cuidado que pese a vivir como un multimillonario no ha repuesto sus deudas con la gente a la que estafó y que hace unos años volvió a ser acusado de fraude.

También es un excelente vendedor y divulgador y sería estúpido no aprovecharnos de eso y ser como la mayoría de cabezas huecas que cancelan a una persona porque no les gusta algo que haya dicho o hecho.

Así que hoy te hablaré de un concepto brillante que desarrolla en su libro El camino del lobo (The Way of the Wolf, 2017), y ese concepto es…

Tú > Empresa > Producto

Nadie confiará en el producto que vendes si antes no confían en tu empresa, y nadie confiará en tu empresa si antes no confían en ti.

Siendo exactos, él dice que si quieres tener algún éxito vendiendo no puedes empezar a hablar de tu empresa hasta que te hayan «comprado» a ti, y no puedes hablar del producto hasta que hayan «comprado» a tu empresa.

Cualquiera que haya trabajado en ventas más de cinco minutos sabe que esto es cierto en la enorme mayoría de los casos.

Y aquí viene la magia.

Lo que ocurre cuando alguien te quiere contratar por tu marca personal es que…

Tú = Empresa = Producto

En el momento en el despiertas en alguien el deseo de trabajar contigo, prácticamente has cerrado la venta. Inicio y final se tocan.

¿Esto ocurre siempre? Pues no. Depende de a cuánta gente llegues con tu marca personal.

El primer día será el 1 %; dentro de un año, el 30 % o el 40 %, y en dos o tres años, el 99 %.

Nada de esto cambia si trabajas por cuenta ajena. Es más, diría que según cómo lo mires tiene incluso más ventajas.

No solo serás más valorado por tus clientes, también por tus superiores. Según el reconocimiento que adquieras te puedes convertir en un activo muy valioso para tu empresa. Quizás alguien insustituible.

Creo que te lo había comentado, pero por si acaso, no quiero que se me escape.

En el newsletter envío artículos y consejos de venta que no verás por aquí. Cada día que pasas fuera, estás perdiendo pasta. Te apuntas abajo: