Frases que dicen los vendedores de mierda

Lo que dice la gente como este tipo, más o menos.

Cuando un vendedor dice «Me encanta mi trabajo», lo que en realidad quiere decir es…

«No puedo con la presión de tener que cumplir objetivos.»

Cuando dice «¿Has visto el email que te envié?» le falta añadir…

«Ese y a los otros 927 que te he enviado esta semana.»

Lo de que «¿Hay alguien más con quién quieres que hable?» realmente significa es…

«Sé que eres un subordinado sin ningún poder y es tu jefe el que realmente toma las decisiones pero no me atrevo a decirte que me pases con él.»

«¿Qué recursos habéis pensado destinar a este proyecto?» es un eufemismo de…

«¿Tienes dinero o eres pobre hijueputa?»

Todo el mundo sabe que «jajajajja lol jajaja 😂😂😂 jajajaja» en realidad significa…

«No tienes gracia, pero estoy desesperado por vender.»

«He hablado con mi jefe y lo máximo que podemos bajar es hasta X €» es un sinónimo de…

«No he hablado una mierda con nadie pero quiero que te sientas especial (y sigo muy desesperado).»

El vendedor de mierda dice «Perfecto, ¿tienes alguna duda?» porque no se atreve a decir…

«¿Por dónde me vas a joder? Dímelo ahora, cabrón.»

«Entonces, lo consultas con tu socio y me dices algo, ¿no?» es como decir…

«No me jodas, ¿de verdad me estás diciendo que te he soltado todo este rollo para que no me vuelvas a volver a contestar al teléfono ni al email?»

«Te pillo ocupado» se debería traducir como…

«No me siento cómodo vendiendo ni confío en mí, así que no me siento digno de que me atiendas, mucho menos de que me compres.»

«Si tienes alguna duda llámame cuando quieras» es como decir…

«Vamos a ver, espero que te haya quedado claro lo desesperado que estoy. Ahora, por lo que más quieras, no me rechaces ni me ignores, por favor.»

Una de mis favoritas es «Bueno, entonces ya me dices algo tú, ¿no?» porque creo que a nadie se le escapa que esto es como decir…

«Tengo pánico al rechazo, así que no insistiré y permaneceré el resto de mi vida creyendo que estás pensándotelo y que en cualquier momento me vas a llamar para confirmar el pedido.»

«Si me compras hoy te mantengo el descuento.»

«No hay ningún descuento, pero soy pobre y todo me parece caro, así que te he mentido.»

«¿Cuándo estás pensando en tomar una decisión?» es la frase universal para decir que…

«¿Me estás haciendo perder el tiempo? ¿No me estarás haciendo perder el tiempo? Por favor, dímelo claramente porque yo no me atrevo a descartar a nadie por más signos de desinterés que me transmita.»

«Te envío una pequeña presentación.»

«Soy un pusilánime sumiso que no tengo lo que hay que tener para liderar la relación, así que estoy más perdido que un cachorro y espero que seas tú quien me diga lo que hacer en cada momento.»

Probablemente habrás oído frases como esas salir de la boca del 98 %+ de vendedores.

Pero jamás la escucharás de ese 2 % o menos de vendedores que son naturales, que tienen un talento innato para vender.

Porque esos vendedores dicen cosas totalmente distintas.

Cosas que condicionan la conversación para que los clientes potenciales sigan el camino que ellos, los vendedores, quieren que sigan.

En el newsletter envío artículos y consejos de venta que no verás en otra parte. Día que estás fuera, consejo que te pierdes. Apúntate abajo.