Esto pasó de verdad (segunda parte)

  • Vendedor ofrece
  • Cliente gusta
  • Vendedor propone
  • Cliente rechaza

Le pasó a Mario, miembro de la mentoría.

Y a mí.

Y a ti, por eso te interesa leer hasta el final.

Conversación breve, emails concisos, cada petición del cliente, incluida.

Proceso de venta impecable, resultado incomprensible.

Pero el dinero con el que contábamos nunca entrará en nuestro bolsillo.

Un día más, un día menos.

Cientos de veces vivido, miles visto.

Y ahora lo veo claro, joder, lo veo claro.

Joder.

Y te puedo asegurar que todo lo que parece no es.

Lo que se ve, espejismo.

Los deseos de un cliente no están en sus palabras pero los grita con sus actos.

Y quien no lo pueda verlo perderá la venta. Y la próxima y la siguiente.

Vivir en la abundancia o morir.

Llegar derrapando a final de mes y preguntarse cómo es posible que ese competidor peor y más caro te robe el negocio o ser ese competidor.

Entonces grabé un audio. Una piedra rosetta Cliente-Mundo real. Palabras-Hechos.

Y se lo envié a Mario. Solo hubo un problema…

Luisito!! no se escucha nada! 10 minutos de puro valor y no oigo!!



 

Lo mismo vuelvo a grabar y hago la lección de esta semana con ese audio.



 

Hazlo, esta duda la va a tener todo el mundo.

  • Primero porque la gente tiene pánico a llamar y como buen mentor tienes que obligarles a que levanten el teléfono.
  • Segundo porque hasta donde yo tenía entendido la gracia era que mis propuestas fueran personalizadas. Eso me ayudaba a satisfacer la necesidad de ese cliente y que piensen «Joder, justo lo que necesito».



 

La duda no es si aporto valor, sino si estoy aportando demasiado valor.

Lo mismo crees que estas conversaciones me las invento. Que son fantasía.

Atiende:

Por cierto, el curso esta muy bien. Eso sí, súper denso. Veo 30 minutos y luego tengo que volverlo a ver tomando apuntes. Ni en el colegio hacía eso jajaja

Ya sabes lo que pasó.

Solo que ya que ya que me ponía no fueron 10 minutos, sino 47:

Caso de estudio: el motivo real por el que te rechazan los clientes y que no estás viendo.

Algo que nadie te contará a menos que le pagues muchísimo dinero.

Está en la mentoría

Es carísimo.

Además no tienes tiempo de escucharlo.

Pero te apuntas al newsletter aquí: