El método, de nuevo

El métdo, el método, el método

Hablemos de métodos. De nuevo.

Si alguna vez has vendido algo sin ser el más barato del planeta has vivido esta situación: alguien ha sentido la necesidad de decirte que eres caro.

Y que por qué eres caro. Y que hay opciones mas baratas. Y que por qué no eres tan barato como los más baratos, que si no te has enterado que la gente no tiene dinero, que si eres un estafador o tonto.

Entonces te has cabreado y has dicho algo así como…

Y…

Muy osado por tu parte asumir que esta gente no va a un concesionario de Ferrari o a una tienda de Chanel a escandalizarse por no poder permitirse lo que allí venden.

Es más, nunca he trabajado en Ferrari ni en Chanel y no me hace falta para saber que esa situación ocurre.

Son los mismos que me escriben para decirme que no doy consejos. Que esto son historias, no consejos de ventas.

Son los notarios de los consejos.

Vamos a ver, que nos liamos.

A veces el mensaje estará en el mensaje, pero siempre estará en el método.

O dicho de otra forma, puede vender lo que escribo, seguro que vende cómo lo escribo.

Puedes odiar lo que cuento y ganar mucho dinero replicándolo. Eso está permitido, es correcto y te lo recomiendo.

Si te fijas en lo que te gusta o en lo que te parece que tiene sentido esto no va a fluir. Y yo quiero que las cosas fluyan, así que recuerda…

Copia el método. No la personalidad ni el mensaje, el método. El dinero está en el método.

Que le veas sentido o no es irrelevante.

Apúntate al newsletter aquí abajo, eso es lo relevante y podrás mejorar, o cambiar por completo tu método: