LM
Como todos los sitios web, usamos cookies. Si continúas navegando aceptas la política de privacidad.
Experto en ventas, Curso ventas, Luis Monge Malo

Ingeniero que ama las ventas. Director comercial de entradium. Imparto formación de ventas en empresas que molan. Escríbeme si deseas saber más.

Cojo corre maratón

Esnifando likes de Facebook.

Me atrevo a decir que existe una relación inversamente proporcional entre éxito en las redes sociales e ingresos.

Ayer mi perro se puso a jugar con una bolsa de basura que algún infrahumano había tirado en medio del parque. Mientras yo corría tras él al grito de ¡SUELTA! un chico de veintipocos agarró la bolsa y mirándome dijo «¿La tiro?» Semejante acto de civismo me pilló desprevenido. «Cla… claro……………… graciasss.» Entre los rostros de admiración que contemplaban cómo este héroe urbano trasladaba la mugrienta bolsa hasta una papelera destacaba el de su cita de Tinder, que se acababa de enamorar. Y reconócelo, tú, un poquito, también.

Nuestras acciones nos definen. Especialmente las que hacemos por quienes no pueden hacer nada por nosotros.

Esta aventura me recordó una discusión que tuve con un pariente. Él me había referenciado a un cliente potencial al que no quise prestar mis servicios. Lo que esta persona quería no tenía sentido y en unos meses se hubiera dado cuenta de que, contratándome, había tirado su dinero. A mi familiar, que contaba con llevarse una comisión, no le hizo gracia. Durante los tres años posteriores ese cliente rechazado fue mi mejor prescriptor, proporcionándome más negocio (y comisiones a mi familiar) de lo que su proyecto nos hubiera dado jamás.

Acabas de leer una de las fórmulas más resultonas para crear historias:

Anécdota → Moraleja → Relación con tu producto

Esta receta te conseguirá más likes que una foto en la playa del último país asiático de moda. Pero cuidado, la dopamina es tan adictiva que antes de que te des cuenta puedes estar hablando de cojos que corren maratones y olvidándote de que tu objetivo es vender.

La clave está en la anécdota. Ahí también existen fórmulas, los arquetipos. Historias que nos acompañan desde el inicio de la humanidad. El peligro está en que algunos arquetipos son imanes de atención pero pésimos vendedores. Como el del cojo que corre una maratón. Sinopsis: «Protagonista se sobrepone a dificultades personales.» ¿Admirable?, sin duda. ¿Bonito? Por lo visto. ¿Irrelevante? El que más.

Versiones de esta historia incluyen la madre soltera pluriempleada o el hijo con viruela. Es la versión moderna de las revistas sensacionalista y del corazón, solo que ahora el protagonista ni siquiera cobra. Miles de likes sí. Ética aparte, es ideal si quieres convertirte un un influencer. Ego lleno, bolsillos vacíos. ¿Pero vender? ¿Comprarías a un profesional en contar penas?

Apúntate a la newsletter

Y descubre, una vez por semana,
cosas que no cuento aquí.

Deja un comentario

Presiona enter para buscar o ESC para cerrar