Causa del mes: tráfico humano

Este es el email del mes en el que te hablo de una buena causa a la que dono 1000 €.

El email de hoy es particularmente duro y probablemente te amargue el día, así que quizás no lo quieras leer. Avisado quedas.

Mi donación del mes ha ido a Nomi Network, una organización que lucha contra el tráfico de personas y la esclavitud.

Tomé la decisión después de que una suscriptora me escribiera el siguiente mensaje:

Con 17 años estudié un curso en Estados Unidos. Allí conocí dos chicas de Tailandia que estaban becadas.

A una de las chicas le faltaba un ojo. Habían sido rescatadas del tráfico de blancas.

Una había sido vendida por su familia a los 3 y la otra a los 6.

Perdió el ojo porque el mismo día que le hicieron realizar un aborto en el burdel, la obligaron a tener sexo. Y como se negó por dolor, la encerraron en una jaula donde le hicieron pis y le perforaron el ojo con un bolígrafo.

Ahora ellas intentaban rescatar a otras.

El email continuaba con otras cuestiones personales que no vienen al caso.

Es duro; durísimo. Y también es real.

Mi donación del mes es para Nomi Network.

Ni impuestos, ni toneladas de legislación calmaconciencias, ni discursos bieninentencionados, ni adoctrinamiento estatal, ni objetivos 2030, ni cumbres de la ONU, ni decirle a la gente cómo tiene que hablar.

Todo eso se ha demostrado inefectivo para la resolución del menor de los problemas y únicamente la creación de riqueza ha llevado al mundo a un lugar mejor.

Mientras muchos nos llamarán vendehumos, egoístas, insolidarios y otas cosas peores, yo solo deseo que todos los que leemos estos emails seamos cada día más ricos.

Solo así las cosas horribles que pasan en el mundo acabarán desapareciendo pese a la existencia de ordas de políticos y activistas de salón que lo único que consiguen con todo el ruido que vomitan es empujar en la dirección contraria.

Me despido por ahora, amigo de las ventas.

Nomi Network, cualquier cuantía es bienvenida.

Apúntate al newsletter aquí abajo: