Ayer me puse cachondo (email no broma)

No fue por ti, no te emociones.

Bueno sí, fue por ti, que siempre me obligas a decirlo todo.

Pero hubo algo más.

Para que sepas lo que sentí piensa aquello que te salió de puta madre.

El chiste que hizo reír a todo el mundo, el partido en el que marcaste, el piropo inesperado.

Cuando te sale redondo.

La venta que cerraste.

Cuando el cliente te dio la enhorabuena.

La sorpresa que flipo a tu pareja o el regalazo que te curraste para tus hijos.

Ya me entiendes, te pido que pienses una de esas situaciones en las que diste un triple mortal caíste de pie y te ovacionarion.

Lo bien que sentó.

El subidón.

Que te pusiste cachondo, vamos.

Ayer acabé de grabar la lección que publicaré el lunes.

Y me puse cachondo.

La tenía a medias, borrador y tal, y la acabé.

Hostia chaval. Puto redondo.

«Esto lo podría vendir por 500 € y no pasaría nada. Qué coño, me darían las gracias.»

Esa fue la sensación.

Obviamente si eres nuevo pensarás que exagero, que sobreprometo con tal de venderte o que es una hiperbole.

Tú mismo.

Palabras que aumentan el valor. Que construyen marca. Que crean leyenda.

Destripo casos reales de marcas hiper-reconocidas, reputadas y admiradas.

Cómo lo hicieron y cómo usarlo en casi cualquier caso.

Eso el lunes.

Solo para quien se apunte antes del domingo a las 23:59.

No existirá un mejor momento para apuntarse a la mentoría.

Ah, coño, TRES testimonios no solicitados, que es domingo:

«Brutal el audio de esta semana. Como todas.» –N.

«Gracias por todo lo que aportas, se aprende un montón, lo haces super accesible, ameno y súper analítico tío, se nota que hay muchas horas detrás, obsesión por lograr objetivos y millones de pruebas.

Es un regalo la mentoría con tanta información, se gana años en tiempo de aprendizaje, lo demás son excusas de la gente, es súper económica con todo lo que se puede aprender si se pone foco.» –I.

«Gracias por lo que aportas, me has ahorrado prácticamente creo yo 5 años de mi vida. Yo sabia mi camino pero llegaré antes gracias a ti. Te lo recompensaré de eso no tengas duda alguna.» –R.

Apúntate al newsletter y te cuento más aquí: