3 anti-lecciones de ventas

Ati lecciones de ventas

Este post te va a dejar preocupado, pero antes, dos cosas que debes saber:

Primero, pocos emails son tan rentables como los emails en los que enseñas lo que dicen los haters.

No compartir estos emails sería como huir de alguien te está tirando dinero a la cara.

Segundo, el valor didáctico del hater es infinito.

Juntar todas las cosas que me recomiendan hacer y dejar de hacer, y contarlas al revés, constituiría el mejor libro de ventas jamás escrito.

Eso es así porque estos mensajes nunca provienen de personas exitosas, eso arruinaría este método.

Para que te hagas una idea, ahí van tres anti-lecciones recientes:

Anti-lección 1

Entre otras cosas que no entendí, Eau de Doritos comentaba que «lo del precio especial pre-venta destruye tu autoridad»

Yo aquí vendiendo miles de euros cada día sin saber que esto no funciona. Mientras lo arreglo, dos ideas que lo mismo te interesan:

  1. no tiene ningún sentido que esperes a tener el producto acabado para empezar a venderlo, y…
  2. si no quieres destruir la confianza de tus clientes, las ofertas no pueden consistir en bajadas, sino en subidas futuras, entrega de valor adicional o ambas cosas.

Anti-lección 2

La quinta Spice Girl afirmaba que no funciona… «Enviar mails diarios a la peña con historias absurdas que a nadie interesan y luego relacionar la historia absurda con la venta de tu curso.»

¿La lección aquí es que si la humanidad lleva contando historias desde sus inicios parece poco probable que eso cambie? Pues quizás, pero sobre todo, que si no entender por qué algo vende te preocupa más que utilizarlo, quizás tengas un gran futuro como investigador, pero como vendedor lo tienes chungo.

Anti-lección 3

Un señor en albornoz decía: «no creo que hayan tantos incredulos o gente con gana de ser estafada como pa caer en tus garras»

Esta es fácil. Si todo el mundo te huele a mierda, la llevas en el bigote.

Quizás, después de leer esto, andes preocupado por no tener tantos haters.

Si es así, te entiendo. Obviamente se trata de una situación indeseable que limita tus ventas.

Por suerte para ti tengo una solución en forma de newsletter.

Apuntarse es tan fácil como hacerlo aquí mismo, aquí abajo: